Cuando un comprador encuentra una vivienda que le gusta y necesita financiación, se relaja y puede cometer errores que no le aprueben o si denieguen la hipoteca. Lo que debe hacer hasta la firma en notaria es mantener la misma o mejor posición crediticia hasta el momento del cierre.

No debe de haber ningún desajuste financiero, es muy importante ser cauteloso en este sentido y no hacer nada que pueda hacer dudar al banco.

Paso a detallarte lo que no se debe hacer mientras se solicita un préstamo y está aprobado a falta de ir a notaria y firmar la compra:

  1. No cambies de estatus profesional.
  2. No hagas compras importantes (coches, muebles, electrodomésticos).
  3. No aumentes las deudas de tu tarjeta de crédito ni dejes de hacer pagos.
  4. No cambies las cuentas bancarias ni realices grandes depósitos sin declarar.
  5. No solicites una tarjeta de crédito.
  6. No gastes el dinero que tenías reservado para la compra.
  7. No te retrases a la hora de aportar la documentación que te requiera.

¡ASEGURATE LA HIPOTECA-CENTRATE EN TU CASA!

Escrito por Juan Fº Valera