Voy a explicar cómo se comporta tu casa en el mercado durante la venta. Hay que tener cuidado, si no lo controlas puede llegar a constarte dinero, sin sabores y tiempo perdido.

Cuando un inmueble sale a la venta, lo lógico al principio, tenga un mayor valor, atractivo y demanda a ojos del comprador para visitarla. Según en las condiciones que este anunciada (Precio, estado visual, publicidad) tendrá compradores novatos, maduros o te llamaran las agencias para colocar a la venta.

Durante el primer mes hay un mayor interés ya que esta reciente y como sabemos lo nuevo es lo que más nos llama la atención.

A partir del tercer mes el inmueble ya no es nuevo a ojos del comprador y por tanto no llama tanto la atención para visitarla, el comprador pensará que no se venden porque algo le pasa, bien el propietario no está dispuesto a entrar a negociar el precio o bien la descartan directamente por que esta elevada de precio. Los compradores solo visitaran tu casa cuando se produzcan bajadas de precio, es un arma de doble filo ya que provoca visitas a la vivienda, pero a la vez da imagen de que el propietario está bajando el precio y no consigue vender por qué le pasa algo a la propiedad, eso crea desconfianza. Pasado los 4 meses solo recibe interés cuando hay bajadas de precio y llega un momento al estar tanto tiempo expuesta en el mercado que ni con bajadas de precio se consiguen visitas. Lo único es una fuerte bajada para reactivar el interés de compradores, lo que al final provoca vender más bajo en el mejor de los casos pudiendo a ver vendido más alto al principio. Y la pérdida de tiempo le has dedicado en visitas improductivas, el estrés emocional te ha provocado, el dinero empleado en publicidad, tiempo y esfuerzo en tener preparada lista la casa para enseñarla, y si estás viviendo en ella que un extraño invada tu intimidad.

Yo en estos casos recomiendo quitar la vivienda de la venta durante 3 semanas, hacer unas fotos, video y descriptivo nuevo, ajustar el precio de venta y eliminar la publicidad en internet, agencias inmobiliarias y carteles en la vivienda. Y a las tres semanas volverla a sacar a la venta.

Todo esto probablemente, pasará con tu vivienda, si no haces una buena planificación desde el principio. Si no te ves capaz o continuas sin vender, te aconsejo lo dejes en manos de un profesional inmobiliario, la ganancia será mayor y el coste menor, tienes que saber estás jugando con tu patrimonio inmobiliario, lo segundo más importante después de tu familia.

Escrito por Juan Francisco Valera